Advertisement

Un hombre dispara contra una ambulancia y unos bomberos en Tucson, Arizona. Muere al menos una persona y otras cuatro son heridas

Un hombre de 35 años fue acusado de disparar primero al personal de una ambulancia y poco después a unos bomberos y vecinos que apagaban un incendio en una casa en Tucson, Arizona. “Este es un incidente muy trágico, espantoso, con muchos interrogantes”, dijo el jefe de la policía.
3 policías son disparados.
3 policías son disparados.(Pixabay)
Published: Jul. 19, 2021 at 9:49 AM CDT
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(TELEMUNDO) - Un hombre de 35 años fue acusado de disparar primero al personal de una ambulancia y poco después a unos bomberos vecinos que apagaban un incendio en una casa en Tucson, Arizona. Al menos cinco personas fueron baleadas, de las cuales una de ellas murió.

Todo comenzó cuando las autoridades recibieron una llamada sobre un incendio en una casa cerca de la Avenida South Campbell y East Irene Vista, en el sureste de la ciudad, el domingo a las 3:45 pm, dijo el jefe de la policía, Chris Magnus.

Al mismo tiempo, un sospechoso armado se dirigió al centro Quincie Douglas en el parque Silverlake, a 0.8 millas (1.3 km) de la casa en llamas, y se acercó a una ambulancia que se estaba preparando para responder al incendio.

El sospechoso le disparó en la cabeza al conductor de la ambulancia, un hombre de 20 años, y a una paramédica de 21, en el pecho y el brazo. El hombre se encuentra en estado crítico y ella, estable.

De acuerdo con el jefe de la policía, la mujer logró pedir ayuda y describir al sospechoso y su vehículo, una camioneta plateada.

El ataque no terminó allí: el sospechoso condujo hasta la casa incendiada y disparó contra los bomberos y vecinos que trataban de sofocar las llamas, dijo el jefe de la policía. Un vecino de 44 años murió de un disparo en la cabeza; el jefe de bomberos, un veterano con 17 años en el departamento, recibió un disparo en el brazo -ya fue dado de alta del hospital- ; y otra bala rozó la cabeza de otro vecino.

Dentro de la casa incendiada las autoridades hallaron un cuerpo “muy quemado”, de una persona ya fallecida de la que no se pudo determinar el sexo por las quemaduras.

Los menores que vivían en la vivienda, que inicialmente fueron reportados como desaparecidos, fueron encontrados, anunció la policía, quien no detalló el número exacto de niños.

Un policía que acudió al lugar encontró al sospechoso a unas pocas cuadras de distancia. Este embistió su camioneta contra el vehículo del policía y comenzó a disparar. El agente le devolvió los disparos y lo baleó, dejándolo gravemente herido. El policía, por su parte, no sufrió ninguna lesión.

“Este es un incidente muy trágico, espantoso, con muchos interrogantes”, sentenció Magnus.

Tiroteos en Texas y Florida

Del otro lado del país, un hombre baleó a cuatro personas y mató a dos de ellas en el Motel Palace, en Houston, Texas. Además, en Gainesville, Florida, un auto desató un tiroteo contra una multitud de personas que se encontraban afuera de una tienda de alimentación, cerca de las 10:00 pm del domingo. Cinco personas recibieron disparos, una de ellas murió más tarde en el hospital, según informó la policía.

Esto sucedió un día después de un tiroteo a las afueras del estadio Nationals Park en Washington D.C. en el que tres personas resultaron heridas. Y dos días después de que una niña de 6 años muriera tras un tiroteo que dejó heridas a cinco personas más, a tan solo tres millas (cinco kilómetros) del estadio.

Con información de AP, KVOA y KOLD.