El oleoducto afectado por un ciberataque reanuda sus operaciones tras varios días de cierre

Tras seis días de cierre que provocaron escasez de gasolina en la Costa Este, el oleoducto más importante del país reanuda sus operaciones. Se requerirán varios días para que el suministro vuelva a niveles normales, indicó la compañía.

El oleoducto afectado por un ciberataque reanuda sus operaciones tras varios días de cierre
ARCHIVO - Esta foto de archivo del 16 de septiembre de 2016 muestra camiones cisterna alineados en las instalaciones de Colonial Pipeline Co. en Pelham, Alabama, cerca de la escena de un derrame de 250.000 galones de gasolina causado por la ruptura de una tubería. La empresa, con sede en Georgia, ha presentado una demanda federal en la que culpa a un contratista de Alabama, Ceco Pipeline Services, del derrame. (AP Photo/Jay Reeves, Archivo) (Source: Jay Reeves)

(TELEMUNDO) - El Colonial Pipeline, la compañía que opera el oleoducto más grande de todo el país, informó este miércoles que reanudará sus operaciones tras haber sido inhabilitada durante cinco días debido a un ciberataque.

La compañía cerró por completo sus operaciones en la costa este el viernes, luego de que sus sistemas electrónicos fuesen afectados por un virus informático presuntamente enviado por un grupo de hackers rusos conocidos como DarkSide (lado oscuro).

El cierre provocó escasez de gasolina a lo largo de la Costa Este y llevó a aumentos temporales en el precio del combustible.

“Colonial Pipeline empezó el reinicio de las operaciones del oleoducto hoy, aproximadamente a las 5:00 pm ET”, anunció la compañía en un comunicado en su sitio web. “Después de este reinicio, la cadena de suministro de entrega de productos tardará varios días en volver a la normalidad”, agregó.

Mientras tanto, los conductores se han encontrado con filas interminables para comprar gasolina y muchas gasolineras sin producto en varios estados del sureste.

“Lo que están sintiendo no es una falta de suministro o un problema de suministro. Lo que ocurre es un problema de transporte”, dijo Jeanette McGee, portavoz del club de automovilistas AAA. “Hay un amplio suministro para abastecer de combustible a Estados Unidos durante el verano, pero con lo que estamos teniendo problemas es con llevarlo a esas estaciones de servicio porque el gasoducto no funciona”, aclaró.

Pero la escasez también se explica a partir de las compras de pánico.

“Lo que estamos viendo realmente es una reacción muy similar a la que vimos el año pasado con el papel higiénico. Si hubiera un consumo normal podríamos aguantar un mínimo de dos a tres semanas con esta situación”, dijo en entrevista con Noticias Telemundo Jaime Brito, analista de la industria petrolera.

En Carolina del Norte, el 65% de las estaciones de servicio se quedaron sin combustible, según Gasbuddy.com, una empresa de tecnología que rastrea los precios del combustible en tiempo real en todo el país.

Justo en las afueras de Raleigh, dos personas fueron acusadas de agresión después de pelear y escupirse en la cara porque no estaban de acuerdo en quién iba adelante en la fila en una gasolinera en Marathon, según las autoridades.

El gobernador demócrata de Carolina del Norte, Roy Cooper, instó este miércoles a solo comprar gasolina si el tanque del auto estaba a punto de quedarse vacío y pidió reportar cualquier instancia de aumento de precios.

En Georgia también hay escasez: el 43% de las estaciones no tienen gasolina, según Gasbuddy.com. En Virginia, el 44% de las gasolineras estaban cerradas y en Carolina del Sur, el 16% no tenía combustible.

El presidente, Joe Biden, firmó este miércoles una orden ejecutiva de ciberseguridad para fortalecer las defensas del Gobierno federal ante este tipo de ataques que se han vuelto cada vez más comúnes y destructivos.