El Gobierno de Biden admite la entrada de más familias que piden asilo en la frontera por motivos humanitarios

Más de un millar de personas que viajaban en familia pudieron acceder en las tres primeras semanas de abril pese al Título 42, el triple que en febrero.

El Gobierno de Biden admite la entrada de más familias que piden asilo en la frontera por motivos humanitarios
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 30 de marzo de 2021, un migrante y su hija tienen sus datos biométricos introducidos en el área de admisión de la instalación de retención del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el principal centro de detención para los niños no acompañados en el Valle del Río Grande, en Donna, Texas. Las familias migrantes serán retenidas en hoteles del área de Phoenix en respuesta al creciente número de personas que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos, dijeron las autoridades el viernes 9 de abril de 2021, otro paso en la prisa de la administración de Biden por establecer un espacio temporal para ellos. (AP Photo/Dario Lopez-Mills, Pool, File) (Source: Dario Lopez-Mills)

(TELEMUNDO) - El Gobierno que preside Joe Biden está permitiendo la entrada a algunas familias migrantes que solicitan asilo en la frontera pese a la prohibición impuesta desde el inicio de la pandemia de coronavirus en marzo de 2020, según cifras consultadas por el diario The Wall Street Journal.

El expresidente Donald Trump selló las fronteras al inicio de esta crisis sanitaria, alegando que la llegada de solicitantes de asilo aumentaba el riesgo de contagio para la población estadounidense. Esa medida, conocida como Título 42, sigue en vigor, pero tras su llegada a la Casa Blanca el pasado mes de enero Biden sí empezó a permitir la entrada de menores inmigrantes no acompañados.

Fuentes del Departamento de Seguridad Nacional han indicado a Noticias Telemundo que el Título 42 permite hacer excepciones por motivos humanitarios, explicando así la admisión de familias migrantes en la frontera.

“Todos ellos deberían regresar”, dijo el presidente a finales de marzo al respecto de los migrantes que cruzaban la frontera, pero añadió: “La única gente a la que no vamos a dejar sentados allí, al otro lado del Río Bravo, solos y sin ayuda, es a los niños”. En sus primeros meses de mandato, Biden se ha enfrentado así a un fuerte aumento en la llegada de menores no acompañados: si en octubre de 2020 fueron un millar los que intentaron cruzar, en enero fueron 5,800 y en marzo casi 19,000.

Eso ha propiciado en las últimas horas un cambio de tono en la Administración. Este jueves, el secretario de Salud, Xavier Becerra, indicó en conversación con Noticias Telemundo: “Un niño que cruza la frontera sin papeles no tiene garantizada su estancia aquí en Estados Unidos, y muchos de esos niños no van a calificar bajo la ley de este país”.  Horas después, el presidente recalcó en una entrevista con NBC: “No envíe a sus hijos, punto. Están en peligro al hacer ese viaje de 1,000 millas [...] Puede solicitar [asilo] desde su país. No tiene que hacer este viaje”.

Los datos adelantados este viernes por The Wall Street Journal muestran una cierta aceleración en esta admisión de familias: en las tres primeras semanas de abril entraron unas 1,080 personas dentro de núcleos familiares, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) revisados por el citado diario. En todo el mes de marzo fueron 719 y en febrero tan solo 301, según estos datos.

Además de estas familias, que acudieron a los puertos de entrada fronteriza a pedir asilo de forma legal, el Gobierno liberó en marzo en Estados Unidos a 26,500 personas que cruzaron en familia de forma ilegal, con hijos menores de edad, pero no pudieron ser devueltos a México por falta de acuerdo con las autoridades de ese país.

La Administración federal ha asegurado en cualquier caso que no tiene intención inmediata de acabar con el Título 42, pese a las presiones de grupos activistas pro-inmigrantes, y a que más de 100 millones de personas en el país ya están completamente vacunadas y los contagios de coronavirus siguen cayendo de forma estable.

“La frontera no está abierta, y seguiremos expulsando a individuos y familias”, aseguró una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional a Noticias Telemundo, aunque admitió que siguen “trabajando continuamente” por “mejorar el proceso de excepciones al Título 42 por motivos humanitarios” en colaboración con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Derechos de Autor KTLE 2021. Todos los Derechos Reservados