Las vacunas funcionan: los CDC registran sólo 6,000 contagios entre las más de 75 millones de personas inmunizadas

Aunque no tienen un 100% de eficacia, las vacunas transforman una pandemia “terrible y espantosa” en “un problema manejable”, asegura un experto.

Las vacunas funcionan: los CDC registran sólo 6,000 contagios entre las más de 75 millones de personas inmunizadas
La enfermera titulada La Tanya Forbes, a la derecha, es inoculada con la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech por la enfermera titulada Cheryl Birmingham, a la izquierda, en el Memorial Healthcare System, el lunes 14 de diciembre de 2020, en Miramar, Florida. (AP Photo/Lynne Sladky) (Source: Lynne Sladky)

(TELEMUNDO) - Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) están “vigilando de cerca” los casos de COVID-19 en personas totalmente vacunadas, según explicó este jueves su directora, Rochelle Walensky, en una audiencia ante la Cámara de Representantes.

Por ahora tienen informes de aproximadamente 5,800 contagios tras la vacunación, de los casi 77 millones de personas en Estados Unidos que están totalmente inmunizadas, lo que supone un ratio de eficacia superior incluso a lo esperado de acuerdo con estudios previos.

Estos casos no son imprevistos; ninguna vacuna es 100% eficaz contra la infección por el coronavirus. Pero el bajísimo porcentaje de contagio tras la inmunización es en gran medida tranquilizadores.

“Se trata de un escenario realmente bueno, incluso con casi 6,000 infecciones pese a la inmunización”, dijo Tara Smith, profesora de epidemiología en la Universidad Estatal de Kent, en Ohio. “La mayoría de ellos han sido ligeramente sintomáticos o asintomáticos. Eso es exactamente lo que esperábamos”, agregó.

Un portavoz de los CDC declaró por correo electrónico que la mayoría de las personas con infecciones tras vacunarse no fueron hospitalizadas, y que el 29% tenían infecciones asintomáticas. El 65% de los casos se dieron en mujeres y algo más del 40% en personas de 60 años o más. El 7% de las personas fueron hospitalizadas y 74 murieron.

Los datos aún no están disponibles públicamente, pero los CDC esperan empezar a publicar regularmente en su sitio web la información sobre las infecciones tras estar vacunados a partir del lunes. La agencia también tiene previsto recopilar datos adicionales sobre los casos, incluidos los datos demográficos, el tipo de vacuna, el tipo de variante, la ubicación y el tiempo transcurrido desde que las personas se vacunaron.

“Estamos contactando con todas las autoridades sanitarias del estado, así como con nuestros hospitales”, dijo Walensky.

Los datos demográficos de los pacientes que podrían explicar el aumento del riesgo de infecciones puntuales siguieron sin estar claros el jueves. Los CDC se negaron a proporcionar información adicional sobre los casos, incluyendo si los pacientes tenían otros factores de riesgo, como sistemas inmunes comprometidos, o si continuaron con las medidas de mitigación después de la vacunación, tales como el uso de máscaras.

Me gustaría saber información sobre sus síntomas clínicos, si estas personas están enfermando por de COVID-19, y si esa es realmente la causa de su hospitalización o su muerte”, dijo Colleen Kelley, profesora de enfermedades infecciosas en la Universidad de Emory.

Tampoco está claro por qué se hicieron pruebas de COVID-19 a personas asintomáticas después de haber sido vacunadas completamente. Podría ser que algunos empleadores, como los sistemas de atención sanitaria, exijan la realización de pruebas periódicas. Es más, muchos sistemas hospitalarios siguen teniendo un protocolo para realizar pruebas de COVID-19 en cualquier hospitalización, como ataques cardíacos o procedimientos rutinarios de hospitalización.

“Nosotros mismos hemos visto algunos avances”, dijo Kelley, “a menudo, no tienen muchos síntomas y son hospitalizados por otras razones”.

“Si uno es asintomático y está vacunado, no es probable que se presente a hacerse la prueba”, dijo Bill Hanage, profesor de epidemiología en la Universidad de Harvard. Por ello, el número de infecciones comunicado a los CDC es “probablemente una subestimación”, agregó.

Se considera que las personas están completamente inmunizadas dos semanas después de recibir la segunda dosis, en caso de las vacunas de Pfizer o la de Moderna, o dos semanas después de una dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson. El uso de la vacuna Johnson & Johnson está actualmente en pausa en Estados Unidos, ya que las autoridades sanitarias federales investigan casos de coágulos de sangre relacionados con las inyecciones.

En los ensayos clínicos, las vacunas de Pfizer y Moderna resultaron tener una eficacia de alrededor del 95% contra el Covid-19, y la vacuna de Johnson & Johnson tuvo una eficacia del 72% contra la enfermedad de moderada a grave en su ensayo en Estados Unidos.

Sin embargo, la eficacia de las vacunas en el mundo real puede diferir de los resultados de los ensayos clínicos. Un estudio de los CDC publicado en marzo concluyó que las vacunas de Pfizer y Moderna tenían una eficacia de alrededor del 90% contra la infección, según los datos del mundo real.

La vacunación sigue siendo fundamental para acabar con la pandemia.

“Es una forma de tomar la pandemia y transformarla de un problema terrible, espantoso e inmanejable, en un problema manejable”, dijo Hanage, “no reduce el riesgo a cero, pero sí a algo que podamos manejar”.

Derechos de Autor KTLE 2021. Todos los Derechos Reservados