Biden mantiene el nivel históricamente bajo de refugiados admitidos este año en Estados Unidos que aprobó Trump

El presidente se había comprometido a intentar elevar la cifra de 15,000 a 62,500 pero admitió que sería difícil. En los primeros siete meses del año fiscal sólo se han aceptado 2,000.

Biden mantiene el nivel históricamente bajo de refugiados admitidos este año en Estados Unidos que aprobó Trump
Presidente Joe Biden (Source: DoD / Lisa Ferdinando / CC BY 2.0)

(TELEMUNDO) - El Gobierno de Joe Biden mantendrá el límite en el cupo de admisión de refugiados fijado para este año fiscal por la Administración de su predecesor, Donald Trump, según informó un alto funcionario de la Casa Blanca a la cadena NBC News.

Biden había prometido intentar aumentar esa cifra de 15,000 refugiados establecida por Trump, un nivel históricamente muy bajo. Lo que sí hará es cambiar la asignación por países de estos refugiados, según la citada fuente, para admitir a más personas de lugares que sufren situaciones de emergencia.

Esta nueva asignación permitirá admisiones más rápidas de refugiados ya examinados e investigados en cuestión de días, según el funcionario.

Desde que comenzó el año fiscal, el pasado 1 de octubre de 2020, se han reubicado en Estados Unidos poco más de 2,000 refugiados.

Hace más de dos meses, Biden se comprometió a elevar el límite de refugiados para el próximo año fiscal a 125,000 y señaló que trataría de hacer un “avance” en este año, aunque reconoció que no sería fácil. En concreto, indicó que intentaría pasar de 15,000 a 62,500 refugiados admitidos antes del final de este año fiscal el próximo 30 de septiembre.

La Casa Blanca aseguró que tiene la intención de utilizar todas las 15,000 plazas del límite actual. Biden también tiene previsto aumentar el tope del año en curso en caso de ser necesario, dijo el funcionario pero la prioridad es pasar a ajustar de qué zonas se admitirán estos refugiados.

Según la nueva asignación de Biden, se reservan unas 7,000 plazas para refugiados de África; 1,000 para Asia Oriental; 1,500 para Europa y Asia Central; 3,000 para América Latina y el Caribe; 1,500 para Oriente Próximo y el sur de Asia y unas 1,000 plazas que se utilizarán según las necesidades.

El Gobierno señaló que dará prioridad a las personas de Cuba, Eurasia y el Báltico, Irak, Honduras, Guatemala y El Salvador.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el viernes que el retraso en la actuación de Biden se debió a que les llevó “algún tiempo ver y evaluar lo ineficaz, o lo destrozado que estaba el sistema de tramitación de refugiados”.

Una de las principales preocupaciones de la Administración ha sido el récord de migrantes que cruzan la frontera sur, que ha consumido muchos de los recursos destinados al reasentamiento de los refugiados.

“Es un factor”, admitió Psaki, y señaló que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados “hace la gestión y tiene personal que trabaja en ambos temas y por lo tanto tenemos que asegurar que hay capacidad y habilidad para gestionar ambos.”

En marzo hubo unos 172,000 arrestos en la frontera, 60% más que en febrero. Un récord que incluso supera los 144,000 migrantes detenidos en mayo de 2019, en el pico de la crisis fronteriza de la Administración de Trump. Muchos de quienes cruzan la frontera son menores no acompañados.

Derechos de Autor KTLE 2021. Todos los Derechos Reservados