Advertisement

El príncipe William defiende a la familia real y niega acusaciones de racismo

Príncipe Harry y príncipe William
Príncipe Harry y príncipe William(The Royal Family / YouTube)
Updated: Mar. 11, 2021 at 10:40 AM CST
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(TELEMUNDO) - El príncipe William rompió el silencio sobre la entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry concedieron a Oprah Winfrey recientemente, señalando que aún no ha hablado con su hermano, pero lo hará.

El duque de Cambridge y su esposa, Kate Middleton, fueron abordados por la prensa luego de visitar una escuela en Stratford, Londres, donde la pareja real felicitó a los maestros involucrados en la reapertura del colegio, tras el cierre por la pandemia de coronavirus.

A su salida, un periodista le pidió su opinión sobre si la familia real es una “familia racista”, a lo que William respondió defendiendo a los miembros de la realeza diciendo, “No somos una familia racista”.

De esta manera, William se convirtió en el primer miembro de la familia real que da declaraciones públicas a la prensa, para negar las acusaciones hechas por los duques de Sussex, quienes viven desde hace un año en Los Ángeles, donde piensan criar a su familia alejados de las responsabilidades que acarrea la vida en Londres.

El encuentro entre ambos hermanos podría ocurrir dentro de unos meses, específicamente el 1 de julio, cuando se devele una estatua en honor a su madre, la princesa Diana, día en el que cumpliría 60 años.

Cabe recordar que los señalamientos por racismo que negó el duque de Cambridge, fueron hechos por Meghan y Harry durante la entrevista que concedieron el 7 de marzo, en donde relataron los tensos momentos que vivieron en la Casa Real.

En la charla recordaron una conversación que supuestamente tuvo lugar sobre el tono de piel de su hijo Archie Harrison, mientras la duquesa de Sussex estaba embarazada.

Si bien tanto Meghan como Harry no compartieron quién tuvo estas conversaciones con el duque de Sussex, Oprah aclaró más tarde que no fueron la reina Elizabeth II ni el príncipe Philip.

Meghan también se refirió a la falta de apoyo que sentía por parte de la familia, habló abiertamente sobre lo que los llevó a renunciar como miembros de la realeza, y reconoció que llegó a tener pensamientos suicidas en medio de un intenso escrutinio de los medios.

Dos días después de la entrevista, el Palacio de Buckingham emitió un comunicado en el que señala: “Toda la familia está entristecida al conocer el alcance total de lo desafiantes que han sido los últimos años para Harry y Meghan”.

“Los problemas planteados, en particular el de raza, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia los abordará en privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros de la familia muy queridos”, agrega el documento.

Ese mismo día, se le preguntó al príncipe Charles sobre la entrevista de Harry y Meghan mientras salía de una clínica de vacunación contra el coronavirus en Londres. Sin embargo, no hizo ningún comentario al respecto.