Herman Cain, excandidato a la nominación republicana a la presidencia, muere de coronavirus a los 74 años

El empresario republicano murió este jueves por complicaciones derivadas del COVID-19. En junio, asistió al evento de campaña que Trump realizó en Tulsa, tras el cual dio positivo al coronavirus.

Herman Cain, excandidato a la nominación republicana a la presidencia, muere de coronavirus a los 74 años
El republicano Herman Cain, en una imagen de 2014. (Source: Molly Riley)

(TELEMUNDO) - El excandidato a la nominación republicana para la presidencia en 2012, Herman Cain, ha muerto este jueves por complicaciones derivadas del COVID-19. El empresario dio positivo al coronavirus luego de asistir al mitin de campaña que Donald Trump realizó en Tulsa en junio pasado.

Cain, quien le disputó la nominación republicana a la presidencia a Mitt Romney,  se encontraba hospitalizado en Atlanta tras contraer la enfermedad, debido a dificultades para respirar.

El empresario, de 74 años, "fue llevado al hospital en ambulancia. Nosotros rezamos para que el tratamiento que le dieron le permitiera volver a respirar con normalidad, pero rápidamente nos dimos cuenta que él estaba en una batalla", dice un comunicado publicado en su sitio web.

El texto agrega que Cain se encontraba en buen estado de salud antes de contraer el COVID-19, pero era considerado parte del grupo de riesgo, debido que años antes había superado un cáncer de colon.

Pese a que no es posible saber cómo el republicano contrajo el coronavirus, Cain dio positivo el 29 de junio, nueve días después de haber asistido al polémico mitin de Trump en Tulsa. En sus redes sociales publicó una fotografía donde se le ve junto a otras personas sin utilizar mascarilla.

El acto de campaña fue ampliamente cuestionado por llevarse a cabo en medio de la pandemia del coronavirus. Solo algunos de los asistentes utilizaron mascarilla, la cual no era obligatoria, y para muchos fue difícil mantener el distanciamiento social al interior del recinto cerrado donde se realizó.

Cain, quien había manifestado públicamente su apoyo a la reelección presidencial de Trump, escribió una columna de opinión en la que defendió el mitin y acusó a los medios de "trabajar duro para asustar a las personas para que no asistan al evento en Tulsa".

Las autoridades del Departamento de Salud de Tulsa llegaron a la conclusión de que el encuentro político "probablemente contribuyó" a un aumento dramático de nuevos casos de coronavirus en esa ciudad de Oklahoma.

Antes de desarrollarse el evento, varios integrantes del equipo de campaña de Trump dieron positivo al test del coronavirus, lo que sin embargo no fue razón suficiente para cancelar la actividad.

De empresario de restaurantes a precandidato presidencial

Cain se hizo un espacio en la industria de los restaurantes entre las décadas de los años 80 y 90, cuando administró una franquisia de una marca de pizzas de Nebraska, salvando a la compañía de la banca rota.

Con esa experiencia se lanzó como candidato a la nominación republicana para la presidencia en 2012, pero su campaña terminó luego de acusaciones en su contra por abuso sexual cuando dirigía la Asociación Nacional de Restaurantes, entre 1996 y 1999. Cain negó las acusaciones y Trump lo defendió diciendo que era una "cacería de brujas".

En 1989 Cain se unió al banco de la Reserva Federal en Kansas City, convirtiéndose luego en su presidente. Fue considerado por Trump para ser nominado para un puesto en la Reserva Federal.

"Herman Cain encarnaba el sueño americano y representaba lo mejor del espíritu estadounidense", escribió la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany en Twitter. "Nunca olvidaremos su legado de gracia, patriotismo y fe", agregó.

El líder de la minoría republicana en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, escribió en la red social que Cain “siempre será recordado por el amor al país”.

Derechos de Autor KTLE 2020. Todos los Derechos Reservados