Los hospitales se acercan al colapso en Arizona y Texas mientras la pandemia crece a un nivel casi récord

Los hospitales se acercan al colapso en Arizona y Texas mientras la pandemia crece a un nivel casi récord
. (Source: MGN Image)

(TELEMUNDO) - Los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut anunciaron este miércoles la imposición de una cuarentena obligatoria de 14 días para todos los visitantes de otros estados del país donde haya un alto número de contagios de coronavirus.

Luego de ser tres de los lugares más afectados al comienzo de la pandemia en Estados Unidos, estos tres estados lograron disminuir su tasa de contagios al punto de ser ahora lo que menos casos tienen en todo el país.

"Hemos llevado a nuestra gente a través del infierno y de vuelta", dijo el gobernador de Nueva Jersey Phil Murphy, en una rueda de prensa en conjunto con sus pares de Nueva York, Andrew Cuomo, y Connecticut, Ned Lamont.

Cuomo mencionó los estados de Alabama, Arkansas, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Washington, Utah y Texas como los que más nuevos casos de coronavirus han sumado estas últimas semanas, pero explicó que la obligación de cuarentena dependerá de la tasa de contagios que tenga el lugar de donde provenga la persona. 

"Actualizaremos diariamente la lista de estados que están por sobre la tasa de infección", dijo el gobernador de Nueva York.

Cuomo destacó que estos tres estados fueron capaces de "hacer lo que nadie más ha hecho, aplanar la curva de contagios". Y para evitar un nuevo brote del COVID-19 como está pasando en el sur del país, decidieron imponer esta nueva medida de restricción de viajes nacionales.

Varios estados del Sur y del Oeste del país están entre los territorios más afectados por los nuevos picos de contagios de coronavirus, semanas después de empezar a levantar las medidas sanitarias restrictivas impuestas al principio de la primavera por la pandemia.

En particular, el número de hospitalizaciones se ha disparado en Arizona y Texas, lo que acerca a sus centros médicos al riesgo de colapso, según informa nuestra cadena hermana NBC News.  

El martes, Estados Unidos reportó al menos 34,700 nuevos casos de coronavirus, según un recuento compilado por la Universidad Johns Hopkins y publicado este miércoles. Solo ha habido dos días en los que el país ha reportado más casos, de acuerdo con esta fuente: el 9 de abril y el 24 de abril, cuando se notificaron más de 36,000.

Arizona reportó el martes un récord de más de 3,500 nuevos casos, lo que lleva a cerca de los 60,000 los contagios conocidos en el estado. El nuevo pico se produjo el mismo día en que el presidente, Donald Trump, celebró un mitin de campaña en una gran iglesia de Phoenix con cientos de jóvenes en el público. 

Mientras tanto, las camas en las unidades de cuidados intensivos en hospitales de Arizona tenían este lunes una ocupación del 84%, según datos consultados por NBC News. El número de camas libres para acoger pacientes en general alcanzaba el mismo día solo el 17%. 

Frank LoVecchio, un médico que trabaja en varios hospitales de Arizona, dijo que “cada día que he estado trabajando en el último mes ha sido peor” y que se ha sentido “simplemente desbordado” por pacientes con COVID-19. 

La situación es similar en Texas, donde el lunes se reportaron casi 3,300 nuevos casos, en la misma línea del promedio de 3,500 contagios al día registrado en las fechas más recientes. Por segunda semana consecutiva, las hospitalizaciones han alcanzado en ese estado cifras de récord. 

Las autoridades de los dos estados intentan manejar esta situación de emergencia sanitaria. El gobernador de Arizona, el republicano Doug Ducey, alentó el lunes a seguir observando el distanciamiento social y usar mascarillas.

Su homólogo en Texas, el también republicano Greg Abbott, pidió a la ciudadanía que no salga de casa si no hay necesidad. “Primero, queremos asegurarnos de que todos refuercen las mejores prácticas de seguridad”, dijo en una entrevista en la emisora local KPTX, haciendo referencia al uso de mascarillas, desinfectante de manos y distanciamiento social.

“Pero lo más importante, debido a que la propagación está tan desenfrenada en este momento, no hay razón para que tenga que dejar su hogar. A menos que necesite usted salir, el lugar más seguro para usted es su propia casa”, dijo. 

El lunes, Abbott aseguró sin embargo que cerrar el estado es “la última opción” para frenar el brote infeccioso. 

Se cancela la maratón de Nueva York

Pese a que los casos han disminuido notoriamente, este martes se anunció la cancelación del maratón de Nueva York, la mayor carrera del mundo de esta modalidad, que estaba prevista para el 1 de noviembre. El año pasado participaron más de 50,000 corredores. La decisión ha sido tomada por los organizadores en colaboración en el alcalde, Bill de Blasio, según han indicado en un comunicado de prensa.

De Blasio informó además que a partir del 1 de julio se podrá volver a nadar en las playas de la urbe, pidiendo al mismo tiempo distanciamiento social y caras tapadas. 

En estados como  Florida, California, Oregon, Nevada o Mississippi, los nuevos casos han ido aumentando considerablemente en las últimas semanas. El alza en el número de contagios en Estados Unidos ha llevado a la Unión Europea a plantearse el extender el bloqueo a la llegada de viajeros de ese país más allá del 30 de junio, cuando planea comenzar a recuperar las conexiones con otros países como antes de la pandemia. 

El presidente, Donald Trump, dijo repetidamente que los picos se deben al aumento de pruebas de detección en el país. Pero ni siquiera los especialistas que asesoran a la Casa Blanca están de acuerdo con eso. 

Anthony Fauci, el máximo responsable del área de enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, dijo este martes en el Congreso que las próximas semanas son críticas para reducir el aumento de casos. 

“Plan A, no se metan en aglomeraciones de personas. Plan B, si lo hacen, asegúrense de usar un cubrebocas”, afirmó Fauci. 

Derechos de Autor KTLE 2020. Todos los Derechos Reservados