“Mi hijo no es un monstruo”, dice padre de acusado de matar a un joven de 16 años

“Mi hijo no es un monstruo”, dice padre de acusado de matar a un joven de 16 años
“Dicen que su hijo sufre de trastornos mentales. (Source: Dicen que su hijo sufre de trastornos mentales.)

Telemundo - Ángel Marcel Ramírez fue acusado la semana pasada, junto a Joshua Edward Benjamin de 20 años, de homicidio en primer grado de un adolescente de 16 años, residente de Rancho Bernardo, en marzo del año pasado.

Según la fiscal del caso, el incidente habría ocurrido cuando el joven de 16 años habría hecho un acuerdo con Ángel Ramírez para comprarle drogas.

Sin embargo, al llegar al lugar del encuentro, Ramírez y su acompañante, Joshua Benjamin, habrían intentado quitarle el dinero al joven de 16 años y darse a la fuga en el vehículo en que se transportaban, lo que hizo que la víctima se aferrara al carro en movimiento del que luego habría sido empujado por Ramírez y atropellado por Benjamin, quien habría pasado el vehículo por la cabeza de la víctima.

Por ello, los padres de Ramírez, Marcelino Ramírez y Sabrina Dobbins, dijeron a Telemundo 20 este miércoles, que lamentaron la muerte del joven de 16 años, pero quieren que las personas sepan que su hijo no es un monstruo y alegan que ha sufrido de problemas mentales y emocionales por varios años.

“Todos piensan como están las noticias, y lo que están diciendo, suena como si mi hijo es un monstruo pero así no es mi niño, mi niño trae problemas, ha tenido problemas por mucho tiempo, ha ido al hospital, tenemos papeles, tengo tenemos doctores, tenemos cosas, no mas quiero que ellos vean el otro punto”, dijo Marcelino Ramírez

Los padres dijeron que su hijo no recuerda lo ocurrido en relación a los hechos de marzo de 2019 de los que se le acusa de homicidio. Ellos explicaron que su hijo empezó a sufrir de problemas emocionales desde los 16 años cuando empezó a expresar deseos por quitarse la vida, y desde ese entonces dijeron haber pasado por varios procedimientos para intentar ayudar a su hijo, desde internarlo en un hospital y llevarlo a varios terapistas y asegurarse que se tomara una gran cantidad de pastillas que le han sido recetadas.

Sin embargo, dijeron sentirse frustrados porque según ellos la ayuda médica que su hijo recibió no fue suficiente. Ellos alegaron que fue injusto que no lo hayan tratado en un hospital por más tiempo.

"Esto es lo malo con Estados Unidos, no encuentran cómo ayudar estos pacientes mental, los dejan salir sin nada y es cuando pasan cosas malas”, dijo el padre.

Y es esa situación la que según ellos contribuyó al que el joven se involucra en consumo de drogas.

“Él se estaba medicando con las drogas de la calle porque no había ayuda”, dijo el padre. “Mi niño era como un 'follower' y entonces quiso ser como los demás, 'he wanted to be cool and popular'”.

Una de las razones por las que la fiscal del caso pidió una fianza de $2 millones de dólares para Ángel fue un incidente que tuvo con su padre en el que según la fiscal, Ángel lo habría atacado, pero el padre dijo este miércoles que eso no fue así, que su hijo se estaba lastimando así mismo, ya que el joven solía cortarse a sí mismo.

“Una mañana lo encontré que se estaba cortando y le dije que estás haciendo dame el cuchillo y entonces haló bien feo y yo le estaba quitando el cuchillo y me cortó”, dijo el padre.

Los padres expresaron su sentir por los padres del adolescente de 16 años y dijeron que no importa lo que pase, ya todos han perdido en este caso.

“No sé toda la historia pero se oye muy feo. Un niño fue a buscar drogas y mi niño estaba involucrado, pues si me da lastima que mi niño está allí y también me da mucha lastima por la otra familia porque ya no tiene su niño de 16 años” dijo el padre.

Asimismo, los padres expresaron que ya en este caso les pesa mucho a ellos como familia. La hermana de Ángel de 16 años ha tenido que dejar la escuela por las intimidaciones de otros jóvenes en relación a su hermano y la madre describió lo difícil que ha sido seguir llevando una vida normal.

“La semana pasada traté de ir a trabajar y miré a mi alrededor y pensé, todo mi mundo se ha detenido, pero no el de nadie más, cada sonrisa sigue ahí… y no es que yo quiera que no sea así, pero yo no sé cómo acercarme a un cliente y sonreír y preguntar cómo te va, ¿cómo puedo ayudarle? Cuando no me siento feliz, cuando no puedo pensar más que ¿por qué? ¿cómo? y todo lo que pienso en mi mente es acerca de mi hijo”, dijo la madre.

Finalmente, ambos padres dijeron que ellos esperaban que su historia sirviera para que otros padres entendieran que los problemas mentales son un problemas grave y que pusieran atención a las señales de cualquier dificultad emocional que sus hijos pudieran manifestar.

Derechos de Autor KTLE 2020. Todos los Derechos Reservados