La senadora Kamala Harris se retira de la carrera presidencial demócrata para 2020

La senadora Kamala Harris se retira de la carrera presidencial demócrata para 2020
La senadora estadounidense Kamala Harris. (Source: Foto: U.S. Senate)

MIDLAND, Texas (KTLE) - (NOTA: TELEMUNDO) La senadora demócrata Kamala Harris ha puesto fin a su precandidatura presidencial, debido a la falta de recursos financieros para mantener su campaña, según ha informado en una nota que entregó a sus seguidores.

"Mi campaña para presidenta simplemente no tiene los recursos financieros que necesitamos para continuar... De buena fe, no puedo decirles, mis seguidores y voluntarios, que tengo un camino a seguir si no creo que lo tengo", escribió Harris.

Además, a través de su cuenta de Twitter, afirmó que “quiero ser clara con ustedes: todavía estoy muy involucrada en esta lucha. Y seguiré luchando todos los días por lo que ha sido esta campaña. Justicia para el pueblo. Para todos”.

La decisión de la senadora se produce después de meses de intentar recrear el impulso de su lanzamiento de campaña en enero, que atrajo a 20,000 personas en su estado natal de California, pero que en los últimos meses había visto decaer el apoyo de sus donantes.

Según informa The New York Times, solo en el tercer trimestre de 2019, su campaña gastó más de $1.41 por cada dólar que recaudó, gastando millones de su tesorería.

Las encuestas tampoco ayudaron en su candidatura. Según los últimos datos entregados por RealClear Politics, Harris se ubicaba en la sexta posición entre los precandidatos demócratas, con un 3,4% de las preferencias, muy por detrás de Joe Biden (27%), Bernie Sanders (16%), Elizabeth Warren (13%) y Pete Buttigieg (11,4%). Incluso Michael Bloomberg, quien lanzó su campaña hace una semana, la supera en las preferencias, con un 4%.

Texto íntegro de Harris a sus seguidores

Hace once meses, en el lanzamiento de nuestra campaña en Oakland, les dije a todos: “No soy perfecta. Pero siempre hablaré con decencia y claridad moral y trataré a todas las personas con dignidad y respeto. Dirigiré con integridad. Diré la verdad”.

Y eso es lo que he tratado de hacer todos los días de esta campaña. Así que aquí está la verdad hoy.

He evaluado y analizado desde todos los ángulos, y en los últimos días he tomado una de las decisiones más difíciles de mi vida.

Mi campaña para presidenta simplemente no tiene los recursos financieros que necesitamos para continuar.

No soy multimillonaria. No puedo financiar mi propia campaña. Y a medida que avanza la campaña, se hace cada vez más difícil recaudar el dinero que necesitamos para ser competitivos.

De buena fe, no puedo decirles, mis seguidores y voluntarios, que tengo un camino a seguir si no creo que lo tengo.

Entonces, a ustedes, mis partidarios, es con profundo pesar, pero también con profunda gratitud, que les informo que estoy suspendiendo mi campaña hoy.

Pero quiero ser clara con ustedes: todavía estoy muy involucrada en esta lucha.

Y seguiré luchando todos los días por lo que ha sido esta campaña. Justicia para el pueblo. Para todos.

Nuestra campaña se ha centrado en luchar por personas cuyas voces no han sido escuchadas o ignoradas con demasiada frecuencia.

Seguiremos esa lucha.

Recordemos: fuimos los primeros en poner la injusticia del salario inadecuado de los maestros en la agenda nacional.

Seguiremos esa lucha.

Fuimos los primeros en exigir justicia para nuestros hijos, declarando que tomaríamos medidas ejecutivas audaces para detener la violencia armada.

Seguiremos esa lucha.

Fuimos los primeros en exigir justicia para las mujeres con un plan para bloquear las leyes estatales inconstitucionales sobre el aborto.

Seguiremos esa lucha.

Y nuestra campaña habló de manera única de las experiencias de las mujeres negras y las personas de color, y su importancia para el éxito y el futuro de este partido. Nuestra campaña exigió que ningún partido político dé por sentado a nadie.

Continuaremos con esa lucha porque nadie debería ser hecho para pelear solo.

Y creo que nuestra campaña mostró a todos los niños en Estados Unidos, independientemente de su color o género, que no hay límites para quién puede liderar y ocupar posiciones de poder en nuestro país.

De esa manera, esta campaña ha sido mucho más grande que yo.

Estoy extremadamente agradecida con los cientos de empleados que se mudaron y desarraigaron sus vidas y sacrificaron su tiempo lejos de sus familias. Sé que nuestra lucha ha sido personal para cada uno de ellos.

Por supuesto, no podría haber hecho esto sin mi esposo Doug y toda mi familia y amigos que renunciaron a tanto para embarcarse en este viaje conmigo y me han apoyado en cada paso del camino.

Y estoy agradecida con los miles de voluntarios y contribuyentes que intervinieron, que tocaron a las puertas, que hicieron llamadas y que confiaron en mí. Ha sido el honor de mi vida ser su candidata.

Y quiero ser clara: aunque ya no me postulo para presidenta, haré todo lo que esté en mi poder para derrotar a Donald Trump y luchar por el futuro de nuestro país y lo mejor de lo que somos.

Sé que tú también lo harás. Así que hagámoslo juntos.

Sigamos luchando por el Estados Unidos en la que creemos, un Estados Unidos libre de injusticias. Un Estados Unidos que sabemos que puede ser, sin el peso de lo que ha sido.

Gracias,

Kamala

Una campaña "inconsistente"

Harris lanzó su campaña en enero de este año frente a unas 20,000 personas. La primera mujer y afroamericana en ser fiscal general de Estados Unidos, además de senadora por California, esperaba entusiasmar al mismo segmento de votantes que permitió a Barack Obama llegar a la Casa Blanca.

En sus primeros tres meses de campaña, recaudó la impresionante cifra de $12 millones, y aseguró importantes respaldos en su estado natal, que es el que ofrece la mayor cantidad de delegados en la competencia primaria demócrata.

Pero a medida que pasó el tiempo, la recaudación de fondos se mantuvo plana, sin lograr captar la atención de los donantes tradicionales que logró Pete Buttigieg, ni tampoco la potencia de las bases que, en cambio, le otorgan decenas de millones de dólares a sus contrincantes Elizabeth Warren y Bernie Sanders.

Sus críticos aseguran que Harris sufrió por un mensaje inconsistente. Su eslogan “Por la gente” hacía referencia a su carrera como fiscal. A lo largo del verano, se enfocó en en asuntos de bolsillo y su "agenda de las 3 a.m.", mensajes que nunca parecieron resonar entre los votantes.

En estos últimos meses, había regresado a sus raíces en la sala del tribunal con el refrán de que “la justicia está en el voto”, tanto un grito por la justicia económica y social como su llamado de que podría “procesar el caso” contra un presidente que llamó “criminal”.

Derechos de Autor KTLE 2019. Todos los Derechos Reservados