Disney y la NBA inauguran una atracción en la que cualquiera puede ser estrella del baloncesto

Disney y la NBA inauguran una atracción en la que cualquiera puede ser estrella del baloncesto

ORLANDO.– Un histórico junte entre Walt Disney y la NBA produjo la primera atracción en el mundo en la que cualquiera puede convertirse en una estrella del baloncesto en cosa de minutos.

“NBA Experience” abrió sus puertas este lunes en el distrito comercial Disney Springs en un espacio donde estuvo Disney Quest, una atracción de juegos interactivos que cerró sus puertas en el 2017. Como es característico de esta empresa, los detalles están en todas partes. De hecho, al entrar a “NBA Experience”, las luces y efectos de sonido le harán sentir que cruza el túnel que le lleva de los camerinos de un coliseo rumbo a la cancha.

En la ceremonia de inauguración participaron jugadores y leyendas de la NBA y la WNBA como Aaron Gordon, Víctor Oladipo, Brook López, Mike Conley, Dwyane Wade, Grant Hill, Kareem Abdul Jabbar, Swin Cash y Udonis Haslem.

“Si yo hubiera tenido un lugar así cuando era chico, de seguro hubiera mejorado mucho como jugador”, dijo Haslem, de los Miami Heat. “Con los millones de visitantes que recibe Orlando, esta atracción ayudara a fortalecer la marca y el crecimiento de la NBA como organización. Fue algo inteligente para que el deporte siga tocando a la gente”, agregó.

“¡Esto es una canche de verdad y hasta tienes al público atrás que te grita y aplaude!”, comentó Gordon quien juega con los Orlando Magic.

“Estas atracciones te pueden ayudar a mejorar tu competitividad”, agregó Cash, baloncelista retirada en un breve aparte con los medios.

El recién inaugurado espacio tiene 13 atracciones distribuidas en dos pisos que incluyen un área llamada “Dunk”, en la que los participantes pueden practicar sus habilidades para “donquear” el balón. La ventaja es que es posible ajustar la altura del canasto, desde los 10 pies de altura para el experto, o hacerlo descender a siete pies para el principiante, explicó el bayamonés Héctor Pérez, quien trabaja en esta atracción.

En otra área, los visitantes pueden practicar su “dribleo” con el apoyo de un entrenador virtual que le ayudará a manejar el balón y a hacerlo rebotar de un lado a otro. Al final, el jugador recibirá una evaluación sobre su desempeño. Otra atracción permite a los visitantes intentar encestar, pero ayudados por un gran resorte que catapulta el balón hacia el aro.

También hay una cancha de tamaño real que, a cada extremo tiene una gigantesca pantalla donde se proyecta la imagen de público que lo aplaudirá y vitoreará según sea su juego. Y para los conocedores y amantes de los datos, se creó un juego de trivia.

Lo divertido de estas atracciones es que el visitante puede personalizar toda su experiencia. Para ello debe utilizar su pase una vez entra a la atracción, colocando su nombre, o algún apodo, y seleccionando cuál es su equipo favorito de baloncesto. Así, cada vez que entre a alguna atracción, podrá identificarse y su nombre y puntuación será desplegada en grandes pantallas.

“La idea es que vengas con tu familia, compitan entre ustedes y pasen unas horas de diversión. Además, tus ejecutorios se pueden registrar y guardar, y si vienes al año siguiente y vuelves a jugar, puedes comparar tus resultados”, explicó Miguel Yepes, uno de los “imagineers” de Walt Disney que estuvo a cargo de este proyecto. Los “imagineers” (mezcla entre las palabras “imaginación” e ingeniero”) son los profesionales a cargo de crear las atracciones en Walt Disney.

Yepes destacó el uso de avanzada tecnología, como es el caso de una atracción que tiene sensores y radares que permiten identificar la estructura corporal del participante para analizar el alcance de sus brazos, la velocidad del tiro y el posicionamiento de las manos y piernas para entonces recomendar la manera correcta en que debe agacharse antes de lanzar y hasta el ángulo en que debe colocar los brazos previo a soltar el balón.

Al final, los visitantes pueden posar con una réplica de un trofeo de la NBA, el cual también puede ajustarse según la altura del participante y hacerse fotos. También, hay una estatua de cera del comisionado de la NBA, Adam Silver, con quien también pueden hacerse fotos los nuevos campeones de la NBA.

“Esto ha excedido nuestras expectativas. Es como estar en un juego real de la NBA”, dijo Silver quien participó en la ceremonia de apertura hoy.

NBA Experience tiene 44,000 pies cuadrados en un amplio espacio donde la magia de Disney se combina con la adrenalina de la NBA. La venta de recordatorios recoge precisamente esa integración. Así que en el área podrá encontrar el famoso sobrero con las orejitas de Mickey Mouse pero con el diseño de un bolas de baloncesto.

Hallará, por supuesto, balones profesionales, camisetas, pantalones, mochilas, vasos y cientos de artículos, explicó Marcela Mayo, a cargo del desarrollo de productos de Walt Disney Resort.

El costo de admisión es de $34 los adultos y $29 los niños.

Derechos de Autor KTLE 2019. Todos los Derechos Reservados