Despliegue de Guardia Nacional en frontera sur de México estará completada el martes

Despliegue de Guardia Nacional en frontera sur de México estará completada el martes

MIDLAND, Texas (KTLE) - Justo una semana después de que se anunciara el acuerdo migratorio entre México y EEUU, gobernadores de 5 estados sureños respaldaron el plan migratorio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para atender a la crisis migratoria en la frontera sur del país, mientras que el canciller Marcelo Ebrard anunció que el despliegue completo de la Guardia Nacional estará completada el martes.Los gobernadores de Chiapas, Campeche, Veracruz, Oaxaca y Tabasco apoyaron el proyecto de regulación migratoria y bienestar social que arranca este fin de semana en la frontera sur mexicana, tal y como anunció Ebrard en la rueda matinal de AMLO.Del mismo modo, precisó que ya se abrió la mesa de diálogo con países centroamericanos para aplicar el plan de desarrollo en esa región la próxima semana."Ya se está estableció la mesa, ya nos comunicamos con varios países, lo comentará el Presidente, tiene que ver con el Plan de Desarrollo para Centroamérica que comienza la próxima semana", detalló.

Apuntó que también el el martes se pondrán en funcionarmiento trabajos con la ONU, Acnur, Unicef, Cepal, que enviarán una carta a las Naciones Unidas, ya que no es un tema nada más que de México o de El Salvador, Honduras o Guatemala y dijo que "extrañamos muchas voces los días de conflictos más álgidos, ojalá no estén ausentes en este plan de implementación".

En la conferencia matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, Ebrard confirmó así la fecha exacta en la que 6.000 efectivos de la Guardia Nacional patrullarán el sur del país y ayudarán a las autoridades migratorias.La Guardia Nacional -un nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el Ejecutivo que se conforma de policías federales, militares y marinos- entrará oficialmente en funciones el 30 de junio.No obstante, el choque diplomático con Estados Unidos y la amenaza de imponer aranceles a todos los productos mexicanos ha acelerado su presencia en el sur del país.Esta martes, el Gobierno de México anunció la creación de una mesa especial para dar atención al fenómeno migratorio, conformado por funcionarios de alto nivel de distintos ministerios.Este viernes, Ebrard celebró que ya se había constituido por completo esta comisión especial.Detalló además que, en materia de atención migratoria, el Instituto Nacional de Migración (Inami) contrató a 825 nuevos elementos que entrarán ya en funciones este fin de semana."No tenía el personal suficiente, y este ha sido uno de los grandes problemas que hemos tenido", subrayó.Además, se han destinado unos 200 trabajadores de la Secretaría de Bienestar a atender el fenómeno en Chiapas.También se mantendrá este viernes una reunión con Estados Unidos para hablar de los puertos de entrada y del número de migrantes que solicitan asilo en el vecino del norte.El desarrollo “ha sido el planteamiento mexicano desde el primer día, y vamos a demostrar que sí se puede. A largo y a corto plazo”, apuntó.Las declaraciones de hoy del canciller se producen después de que el jueves anunciara que en el acuerdo al que llegó con Estados Unidos, este país se comprometió a invertir 7.800 millones de dólares en Centroamérica y México.

"El acuerdo que se hizo con los americanos es el siguiente: ellos se comprometen a invertir en Centroamérica" 5.800 millones de dólares, y "se comprometen a invertir en el sur de México" otros 2.000 millones de dólares, dijo Ebrard a la prensa mexicana.

Ebrard aseguró que la primera inversión de este acuerdo comenzó en El Salvador hace apenas unos 15 días, sin dar más detalles sobre el destino ni el monto.

El canciller mexicano destacó que a cambio de esta inversión México ayudará a aplicar un plan en Centroamérica para el que ya ha sido invitado Alemania y España y ambos países han expresado su apoyo para la aplicación del mismo.

El pasado 20 de mayo, México y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentaron un plan de desarrollo en colaboración con los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador para combatir las causas de la migración en la región.

A cambio de que no se le aplicaran aranceles a sus productos, México firmó un acuerdo con Estados Unidos para reducir en un plazo de 45 días el flujo migratorio.

Ebrard defendió también que se haga un registro de migrantes al señalar que México no quiere que solo crucen el territorio para ir a EE.UU.

"No queremos que atravieses nuestro territorio si vas de paso, si tu objetivo es llegar a otro país" porque ocasionarían "un problema a nuestro país", aseguró Ebrard a la prensa en la ciudad mexicana de Veracruz, a donde asistió para conmemorar los 80 años del exilio español.

El canciller apuntó que el problema con Estados Unidos se debe a que el flujo migratorio de centroamericanos creció mucho, tres veces en menos de un año.

Además, señaló Ebrard, de la mayoría de las personas que cruzan el país "no sabemos ni siquiera cómo se llaman" por lo que México ha decidido comenzar un proceso en el que los que entren a este país deben registrarse y tienen que decir a qué vienen.

"Y si quieres atravesar nuestro territorio para llegar a otro país pues probablemente lo que te vas a encontrar es que te vamos a decir 'no queremos que atravieses nuestro territorio' si vas de paso", detalló.

Derechos de Autor KTLE 2019. Todos los Derechos Reservados