EEUU: Ponderan permitir traslado de armas entre estados

EEUU: Ponderan permitir traslado de armas entre estados

Por MATTHEW DALY

WASHINGTON (AP) — Una comisión legislativa está estudiando la posibilidad de permitirle a los estadounidenses portar armas ocultas de un estado a otro sin restricciones.

La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes se dispone a votar sobre un proyecto de ley que permitiría a los propietarios de armas con permisos expedidos por un estado portar una pistola en cualquier estado que permita el uso de armas ocultas.

Los republicanos dicen que la medida permitirá a los dueños de armas viajar libremente entre estados sin tener que preocuparse por violar leyes estatales o ser víctimas de demandas.

La medida está apoyada por la NRA _organización estadounidense que defiende los derechos de compra y tenencia de armas_ y otros grupos afines.

Los demócratas denuncian que el proyecto de ley pondrá en peligro la seguridad pública al anular las estrictas leyes de armas de algunos estados, obligándolos a cumplir con las normas más flexibles de otros estados.

"Ustedes quieren eliminar nuestras leyes estatales" que imponen duras restricciones sobre el porte de armas, dijo la representante Jamie Raskin, de Maryland.

La medida de los republicanos "rebaja los estándares de todos al nivel más bajo en la unión", señaló Raskin. "Eso es lo que desea la NRA, pero no debería ser lo que desea el Congreso", agregó.

Sin embargo, el representante John Rutherford, de Florida, dijo que la medida incrementaría la seguridad pública al permitir que más ciudadanos cívicos porten armas, sin importar dónde vivan o a dónde viajen.

"No creo que el derecho a defenderme deba terminar en la frontera estatal", dijo Rutherford. "Mis derechos constitucionales no terminan en el límite de Florida".

Por su parte, la representante Zoe Lofgren, de California, se burló del comentario de Rutherford de que "un buen hombre armado" es la mejor forma de contrarrestar a un criminal armado.

"Esa es una idea descabellada", dijo Lofgren. "Seamos serios: Estamos poniendo en peligro la seguridad pública a fin de arrodillarnos ante uno de los grupos de presión política más poderosos en Estados Unidos: La NRA".