Repatrían fallecidos en accidente de avión en Colombia - Por

Repatrían fallecidos en accidente de avión en Colombia

Publicado Actualización
El ataúd que contiene los restos de una víctima de la tripulación de vuelo de LaMia es retirado de un coche fúnebre en la base aérea militar de Rionegro, en Colombia, el viernes 2 de diciembre de 2016. (AP Foto/Luis Benavides) El ataúd que contiene los restos de una víctima de la tripulación de vuelo de LaMia es retirado de un coche fúnebre en la base aérea militar de Rionegro, en Colombia, el viernes 2 de diciembre de 2016. (AP Foto/Luis Benavides)
Los empleados funerarios se preparan para cubrir un ataúd con una sábana blanca con el logotipo del equipo de fútbol Chapecoense que contiene los restos de un miembro del equipo en la funeraria de San Vicente en Medellín. (AP Foto/Fernando Vergara) Los empleados funerarios se preparan para cubrir un ataúd con una sábana blanca con el logotipo del equipo de fútbol Chapecoense que contiene los restos de un miembro del equipo en la funeraria de San Vicente en Medellín. (AP Foto/Fernando Vergara)
Una flota de vehículos funerarios transporta al aeropuerto militar de Rionegro, en Colombia, los restos de las víctimas brasileñas del accidente aéreo, el viernes 2 de diciembre de 2016. (AP Foto/Luis Benavides) Una flota de vehículos funerarios transporta al aeropuerto militar de Rionegro, en Colombia, los restos de las víctimas brasileñas del accidente aéreo, el viernes 2 de diciembre de 2016. (AP Foto/Luis Benavides)
Un sacerdote rocía con agua bendita el ataúd que contiene los restos de una víctima de la tripulación del vuelo de LaMia, en la base aérea militar de Río Negro, Colombia .(AP Foto/Luis Benavides) Un sacerdote rocía con agua bendita el ataúd que contiene los restos de una víctima de la tripulación del vuelo de LaMia, en la base aérea militar de Río Negro, Colombia .(AP Foto/Luis Benavides)
Familiares del paraguayo Gustavo Encina, que murió el lunes en un accidente aéreo en Colombia, lloran mientras observan el traslado del ataúd cubierto por una bandera de Paraguay a su llegada al aeropuerto Silvio Pettirossi en Luque, Paraguay, el viernes. Familiares del paraguayo Gustavo Encina, que murió el lunes en un accidente aéreo en Colombia, lloran mientras observan el traslado del ataúd cubierto por una bandera de Paraguay a su llegada al aeropuerto Silvio Pettirossi en Luque, Paraguay, el viernes.

Por LUIS BENAVIDES y ALBA TOBELLA
Associated Press

RIONEGRO, Colombia (AP) -- Las repatriaciones de los 71 fallecidos en el accidente de avión en territorio de Colombia avanzaban este viernes, mientras las dudas crecían sobre la aerolínea LaMia, la operadora del vuelo, que fue suspendida por el gobierno boliviano.

Los cuerpos de cinco tripulantes bolivianos fueron despedidos temprano en la jornada con marchas fúnebres por la Fuerza Aérea colombiana en la base militar de Rionegro, cerca de Medellín, donde por la tarde llegaron nuevas aeronaves para repatriar a más de medio centenar de brasileños, muchos de ellos futbolistas y técnicos del club Chapecoense. Un grupo de periodistas salió en otro vuelo.

En una caravana de decenas de coches, los restos de los fallecidos avanzaban hacia la pista donde llegaron dos aviones enviados por el gobierno brasileño.

En la noche del jueves fueron repatriados un ciudadano paraguayo y otro venezolano y el viernes estaba prevista la repatriación de todas las víctimas restantes.

Los familiares esperaban acongojados en Brasil la llegada de sus seres queridos, identificados desde el jueves y cubiertos por sábanas blancas con el escudo del club Chapecoense, un humilde equipo que sorprendió este año en Brasil y viajaba a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana, el partido más importante de su historia.

"El lucro trae codicia", dijo en Chapecó Osmar Machado, padre del zaguero Filipe. "Por 30 kilómetros este avión puso fin a (la vida de) 71 personas", agregó.

A medida que la hipótesis de la falta de combustible se consolidaba como la principal causa del accidente ocurrido el lunes por la noche cuando el avión estaba a punto de llegar a su destino, las miradas empezaron a centrarse en Bolivia, sede de la aerolínea y origen del vuelo.

El avión salió del aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz con el combustible exacto para alcanzar su destino, Rionegro, en Colombia, según dijo a The Associated Press Marcelo Chávez, el ahora suspendido director regional de la agencia que controla el tráfico aéreo en Bolivia.

Chávez agregó que la compañía decidió continuar el vuelo pese a esa previsión.

La aeronave, que volaba en el límite de su autonomía, se desplomó unos cinco minutos antes de alcanzar su punto de destino. Todos los pasajeros murieron salvo seis.

Mientras las investigaciones avanzan, la Dirección General de Aeronáutica Civil boliviana suspendió por tiempo indefinido los permisos de vuelo de LaMia después de que la grabación de la conversación entre el piloto del avión accidentado y los controladores aéreos, además del testimonio de una azafata que sobrevivió, indicaran que el aparato se quedó sin combustible.

"No sabíamos de la existencia de la LaMia, no sabía que tenía autorización, no sabía que era una empresa con matricula boliviana, por eso hemos ordenado una profunda investigación", dijo el presidente boliviano Evo Morales el viernes. El director de LaMia, el general jubilado Gustavo Vargas, fue piloto de Morales en 2006. El hijo de Vargas era hasta el jueves, cuando fue destituido, director del Registro Aeronáutico que aprobaba las matrículas de las compañías aéreas.

Una secretaria de la compañía en su sede en una vivienda de clase media de La Paz aseguró que la empresa todavía no ha recibido la notificación de que su única aeronave con habilitada había sido suspendida.

El ministro de Obras Púbicas y Transportes de Bolivia, Milton Claro, dijo a la colombiana Blu Radio que la aerolínea incumplió la normativa de su país al no haber contemplado imprevistos.

"Ha habido una inobservancia a la reglamentación al haber estimado una autonomía de vuelo que prácticamente es la misma que el tiempo de vuelo de origen a destino y la normativa boliviana establece que al menos debería haber existido un tiempo superior en al menos una hora y media como autonomía de vuelo", declaró en la entrevista. El gobierno boliviano, agregó, tiene un plazo de 10 días para investigar por qué se autorizó la salida del avión desde el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz en esas condiciones.

En un video difundido este viernes por la Policía Nacional se observa cómo los rescatistas atendían al auxiliar de vuelo Erwin Tumiri tras el accidente el lunes por la noche.

Desorientado y triste, el boliviano expresó que le dolían los brazos y la columna y preguntaba por su tripulación mientras el funcionario que lo atendió pedía ayuda y lo calmaba.

Tumiri será precisamente el primer herido en recibir el alta para volar de regreso a su país, según informó la clínica Somer, donde recibió atención médica.

Ximena Suárez, una azafata que se recupera en el mismo hospital, escribió en su cuenta de Facebook que está en "shock" por la muerte de sus compañeros.

"Compartimos tanto que no tengo palabras para explicar el dolor q siento", escribió, junto con la publicación de varias fotografías con otros empleados de la compañía.

Helio Hermito Zampier, el más grave de los heridos, ya ha recibido una decena de transfusiones y ha sido atendido por cinco médicos del equipo de Brasil que llegaron a visitar a los jugadores. También su esposa se encuentra en la clínica, según el director médico de San Juan de Dios, Luis Rodríguez.

Los enfermos serán trasladados al hospital San Vicente de Paul para que estén reunidos. El periodista Rafael Valmorbida ya se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de ese centro.

El sexto herido, Jakson Follmann, sigue en observación tras la amputación de una pierna.

La empresa de chárters estaba especializada en transportar selecciones de fútbol a través del continente.

Una grabación de los últimos minutos del vuelo mostró cómo el piloto pidió insistentemente permiso para aterrizar por "problemas de combustible" sin lanzar un aviso oficial de socorro. La torre de control le explicó que otro avión, desviado por problemas mecánicos, estaba acercándose a la pista y tenía prioridad.

Las cajas negras, que contienen las conversaciones de la cabina y los datos del vuelo, se encuentran en Gran Bretaña para su estudio, informaron responsables de aviación británicos.

LaMia, una empresa de vuelos chárter, estaba especializada en transportar selecciones de fútbol, incluidas la de Brasil y Argentina y otros clubes de alto nivel, a través del continente.

--------

El fotógrafo de AP Luis Benavides reportó desde Rionegro y la periodista Alba Tobella desde Bogotá.

---------

Los periodistas de The Associated Press César García en Bogotá y Carlos Valdez en La Paz contribuyeron a este despacho.

© 2016, La Prensa Asociada.

Powered by Frankly